Crece la fuerza laboral femenina en América Latina

Más de 117 millones de mujeres forman parte de la fuerza laboral de la región según la OIT

En América Latina y el Caribe hay unas 117 millones de mujeres que forman parte de la fuerza de trabajo, resultado de un “fenómeno imparable” de aumento persistente en las tasas de participación en un mercado laboral en el cual, sin embargo, “aún estamos muy lejos del objetivo de la igualdad de género”, dijo el Director Regional de la OIT, José Manuel Salazar-Xirinachs.

El camino hacia la igualdad en el trabajo aún es largo”, añadió al citar los datos más recientes recopilados en la región, en una declaración difundida con motivo del Día Internacional de la Mujer en la cual plantea que la información sobre las disparidades en el acceso a los mercados laborales debe ser considerada como “un llamado a la acción”.

Cerrar las brechas no sólo es una manera de garantizar que nadie se quede atrás y de avanzar hacia una mayor justicia social. También es clave para aprovechar un inmenso potencial desaprovechado para el desarrollo económico y social de América Latina y el Caribe”, destacó Salazar.

A fines de 2017 por primera vez se registró una tasa de participación laboral de las mujeres superior al 50%, al alcanzar 50,2%. Los datos fueron considerados como una cifra sin precedentes en los mercados de trabajo de la región. Pero, al igual que sucede en otras partes del mundo, esta participación no basta para cerrar las brechas existentes.

La tasa de participación de las mujeres es de casi 25 puntos porcentuales con la de los hombres, que es de 74,4%, según los últimos datos del informe Panorama Laboral de América Latina y el Caribe 2017 de la OIT.

La diferencia también se mantiene en el caso de la tasa de ocupación que registra la oferta de empleos. Las mujeres registraron una tasa de 45%, mientras que la tasa de los hombres se ubicó más de 20 puntos por encima en 68%.

“Al considerar el desempleo, nuevamente aparecen diferencias que evidencian la persistencia de una brecha”, dijo Salazar. La tasa de desocupación de las mujeres por primera vez en una década supero las dos cifras al ubicarse en 10,4%, equivalente a 1,4 veces la tasa de los hombres.

A pesar de tener una menor participación en la fuerza laboral, las mujeres son prácticamente la mitad de los desempleados: 13 millones de un total de 26 millones.

Salazar también hizo referencia a la brecha salarial entre mujeres y hombres. Según los últimos datos recopilados por la OIT esa brecha bajó alrededor de 5 puntos porcentuales entre 2005 y 2015, pero continúa siendo de 15%.

“Conocer estos datos es importante para entender cuáles son las tendencias y las dimensiones de los desafíos que enfrentamos”, destacó el Director Regional de la OIT. “La lista de tareas para cerrar todas estas brechas es larga y comienza necesariamente con la necesidad de insistir en políticas para combatir los estereotipos que aún prevalecen en muchos lugares de trabajo”.

Agrego que son importantes las medidas destinadas especialmente a mejorar la inserción laboral de las mujeres, como podrían ser las leyes o cláusulas de igualdad en los convenios colectivos para garantizar que entre hombre y mujeres haya igualdad de remuneración por trabajo de igual valor.

En la declaración difundida Salazar también destaca la necesidad de intervenir las políticas educativas y de formación profesional para evitar la desconexión con las demandas del mercado de trabajo, poniendo especial énfasis en las áreas más relevantes para la incorporación de más mujeres, incluyendo la formación en disciplinas STEM (Ciencia, tecnología, ingeniería, matemáticas) y aquellas destinadas a apoyar las empresarias.

Please follow and like us:

Leave a Comment