Lufthansa busca a mujeres con pasión por volar

El 15% de los aspirantes a pilotos en los cursos de capacitación del European Flight Academy son del sexo femenino

Lufthansa tiene entre sus objetivos a corto y mediano plazo incrementar el número de pilotos mujeres en su plantilla de empleados. 

Más de 10 mil profesionales integran el personal de cabinas de mando de las aerolíneas del holding alemán, de los cuales una cifra superior a los cuatro mil vuela para Lufthansa.  Alrededor de 6% del grupo son del sexo femenino (en el caso de Lufthansa sube a 7%).

El departamento de Recursos Humanos de la compañía aspira aumentar la proporción de mujeres en puestos de mando no solo en aire sino también en tierra.

Actualmente 15% de los alumnos en los cursos de capacitación del European Flight Academy (la institución que forma pilotos para todas las aerolíneas del Grupo Lufthansa) son del sexo femenino.

A través de Lufthansa Aviation Training, el holding también también recluta a mujeres pilotos, como lo muestra una de sus recientes campañas publicitarias enfocada en mujeres a punto de “despegar”.

Nicola Lisy y Evi Hetzmannseeder

Profesión conquistada 

En sus comienzos la carrera de piloto era un campo estrictamente masculino, pero con la aceptación de mujeres en los entrenamientos la situación cambió. “Es perfectamente natural que las mujeres participen en nuestros cursos de capacitación, su desempeño no es diferente al de sus colegas masculinos”, resalta Stefan-Kenan Scheib, Responsable de Procesos de las escuelas de pilotos del Grupo Lufthansa y capitán A320.

Las cabinas de mando de Lufthansa se abrieron a las damas en agosto de 1988, con la incorporación de Nicola Lisy y Evi Hetzmannseeder como las primeras pilotos del grupo.

En esa época, Elke Hieber  comenzó también su entrenamiento en el grupo. Era la única mujer en un equipo de 17 hombres pilotos en prácticas. Ahora, con 53 años y madre de dos hijos, es una de las dos capitanes femeninas en la flota de A380 de la aerolínea alemana. “Ser piloto es el trabajo perfecto, con tareas emocionantes y una flexibilidad que nos permite conciliar la vida familiar con la profesional”.

Magdalena Gruhn, de 29 años, es  una de las cuatro aspirantes a piloto de la European Flight Academy. Anteriormente se desempeñaba como asistente de vuelo.

La primera mujer en el mundo que recibió su licencia fue Raymonde de Laroche (el 8 de marzo de 1910), en el Aeroclub de Francia. 

 

 

Please follow and like us:

Leave a Comment