Aviones 737MAX8 siniestrados tuvieron un comportamiento errático similar

El capitán de Ethiopian Airlines reportó problemas de control de vuelo y pidió permiso para regresar al aeropuerto

Los aviones MAX 8 que se estrellaron en Indonesia y Etiopía con menos de cinco meses de diferencia tuvieron los mismos patrones de vuelo, detalle que habría impulsado a las autoridades estadounidenses a ordenar su inmovilización inmediata.

Informaciones satelital y de las cajas negras habrían revelado que ambos aparatos registraron cambios bruscos en la velocidad vertical (la tasa de ascenso y descenso de altitud medida en pie por minuto) poco después del despegue y antes de estrellarse, según reveló un reporte del New York Times.

El vuelo 610 de Lion Air se precipitó al mar de Java con 189 personas a bordo el 29 de octubre de 2018. Perdió contacto con la torre de control a los 13 minutos de su despegue. Gerry Soejatman, consultor de aviación, indicó en ese momento a la BBC que el modelo había experimentado dificultades desde su introducción, incluyendo problemas para mantener un vuelo nivelado. 

Mientras que el 302 de Ethiopian Airlines, con 157 pasajeros y tripulantes cayó en tierra el 07 de marzo de este año, registró problemas tres minutos después del despegue. Los audios de las cajas negras del avión, que comenzaron a analizarse en París este viernes, revelaron que el capitán Yared Getachew se comunicó con la torre de control del Aeropuerto Internacional Bole de Etiopía desesperado, indicando problemas de control de vuelo y pidió regresar inmediatamente al aeropuerto, pero después perdió contacto.

Según el testimonio de los controladores de tráfico aéreo,  el avión comenzó a registrar un movimiento extraño, al principio tenía una altitud menor a la necesaria durante el despegue y luego se aceleró bruscamente. Al recibir autorización de aterrizar, el avión cambió de posición y escaló a un altura inusual y comenzó a oscilar varios metros repentinamente y a los cinco minutos de su despegue se estrelló en las afueras de Adís Abeba.

Con información The New York Times y la BBC

 

Please follow and like us: