IATA admite que se ha afectado la confianza en el sistema de certificación

El gremio exhorta a que los reguladores, a industria y las aerolíneas a que  trabajen de forma coordinada y conjunta para resolver los problemas que se han presentado a raíz de los dos accidentes fatales de los 737 MAX.

La seguridad es la máxima prioridad de la industria aérea, reafirmó el CEO de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo, Alexandre de Juniac durante su discurso de inauguración de la 75 Asamblea General Anual del gremio.

A propósito de los dos accidentes fatales en los que se vieron involucrados los aviones 737 MAX de Boeing, expresó que no solo es un problema técnico ahora, sino de pérdida de la confianza en el sistema de certificación, por lo que exhortó a todos los actores de la industria: reguladores, aerolíneas y gobierno, a trabajar de forma conjunta por recuperar esa confianza

De Juniac está seguro de que se buscará una solución técnica y que las investigaciones arrojarán claridad sobre las fallas detectadas. Pero alertó que no es momento de improvisar, ni tampoco de tomar medidas que puedan crear mayores dificultades para la industria. Y pidió la colaboración de todos los actores.

Los recientes accidentes de Boeing 737 MAX han puesto nuestra reputación en el centro de atención. Surgen serias dudas con dos accidentes de un nuevo modelo de aeronave en rápida ascenso. Las investigaciones finalmente revelarán la causa. Y se encontrará un remedio”, dijo De Juniac.

Admitió que “las consecuencias de estas tragedias, sin embargo, van mucho más allá de lo técnico. Se ha dañado la confianza en el sistema de certificación, entre los reguladores, entre los reguladores y la industria y con el público que vuela“.

“Todos deben estar seguros de que los procesos son lo suficientemente completos como para no justificar exámenes de jurisdicción redundantes y redundantes. Si bien Boeing y la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos,  se encuentran en el centro de la atención, la colaboración estrecha de los fabricantes homólogos y las autoridades de aviación civil de todo el mundo es esencial. Cualquier ruptura entre los reguladores no es de interés para nadie”, alertó el CEO de la IATA.

Se trata de algo más que restaurar la confianza en la certificación de los aviones”. Precisó que cuando surgen problemas, la coordinación entre los reguladores y la industria debe mejorar. “Se confundió a la gente cuando se tomaron decisiones de conexión a tierra en algunos mercados, mientras que en otros se trató de lo habitual. Pónganse en la piel de los viajeros y estoy seguro de que cualquiera esperaría algo mejor“.

“Para ser claros, no estoy abogando por reacciones instintivas. Pero los gobiernos y la industria deben encontrar una manera de mantener la confianza pública en la seguridad con respuestas rápidas y coordinadas”, sostuvo el CEO de la IATA.

Señaló que el mes pasado se reunieron  con  aerolíneas que operan los 737  MAX en los que trataron los dos temas, que apuntalan la confianza entre los reguladores y mejoran la coordinación y se identificaron como prioridades. “Estarán entre los temas en una cumbre de seguimiento que reunirá a aerolíneas, fabricantes y reguladores”.

De Juniac reiteró que “la seguridad es siempre la máxima prioridad. Y los números nos dicen categóricamente que volar es seguro“. 

  • En 2018 hubo un accidente importante por cada 5.4 millones de vuelos. 
  • Los 430 IOSA: los transportistas registrados superaron a los transportistas no IOSA en seguridad por un factor de dos.
  • Y en la última década, la tasa de accidentes fatales ha mejorado en un 59%.
Sin embargo, estos hechos no brindan consuelo a quienes han perdido familiares o amigos en tragedias de aviación. Es por eso que siempre debemos luchar por un futuro sin accidentes”, expresó Alexandre de Juniac.
Please follow and like us: