Las aerolíneas acelerarán plan para reducir la huella de carbono

Entre las resoluciones aprobadas por las autoridades de la IATA está limitar las emisiones de carbono, facilitar los viajes y el acceso a los pasajeros con discapacidad y mejorar los tiempos a las aerolíneas.

El compromiso por el medio ambiente con medidas para lograr reducir de forma eficiente y acelerada a la mitad las emisiones de CO2 que produce la industria aérea, resolver el problema de capacidad para las operaciones aeroportuarias y de las aerolíneas, incorporar la tecnología del sistema biométrico en la identificación de los pasajeros para eliminar el papel y los trámites físicos en los viajes y crear condiciones que faciliten el acceso al transporte aéreo a las personas discapacitadas fueron las resoluciones aprobadas por la Junta General de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) en la 75 Asamblea Anual del Organismo y en la Cumbre Mundial de la Aviación que se realizó en Seúl, Corea.  

Medio Ambiente:

La 75 Asamblea General Anual de la IATA aprobó de manera abrumadora una resolución que pide a los gobiernos que continúen con su importante trabajo para la implementación completa del Plan de Reducción y Compensación de Carbono para la Aviación Internacional (CORSIA) acordado a través de la Organización Internacional de la Aviación Civil (OACI).

CORSIA es el primer instrumento global de precios del carbono para un sector industrial. Limitará las emisiones netas de CO2 de la aviación internacional en los niveles de 2020 (crecimiento sin emisiones de carbono o GNC).

Las aerolíneas saben que los planes efectivos para reducir las emisiones son fundamentales para obtener su licencia para satisfacer las crecientes demandas de conectividad aérea. De hecho, el mayor crecimiento de la demanda se registra en el mundo en desarrollo, lo que refleja la contribución de la aviación a 15 de los 17 objetivos de desarrollo sostenible de la ONU. CORSIA prepara el escenario para limitar las emisiones en  2020. Entre 2020 y 2035, mitigará más de 2.5 mil millones de toneladas de CO2 y generará al menos $ 40 mil millones  en financiamiento para iniciativas de reducción de carbono“, resaltó  Alexandre de Juniac, Director General y CEO de IATA. Puede ver la resolución completa en este enlace: Medio ambiente

La AGM instó a los estados miembros de la OACI a:

  1. Implementar CORSIA como el único mecanismo basado en el mercado global para la mitigación del cambio climático y evitar la implementación de medidas superpuestas o duplicadas, como los impuestos unilaterales al carbono.
  2. Considerar ser voluntario para participar en CORSIA en la fase piloto.
  3. Alinear las regulaciones nacionales sobre monitoreo, reporte y verificación de emisiones con las normas acordadas internacionalmente de CORSIA, para prevenir distorsiones del mercado a través de múltiples requisitos.

CORSIA es un logro histórico. Es una forma concreta, bien definida de avanzar para limitar las emisiones globales de la aviación internacional. Los estados no deben comprometerla con una implementación inconsistente o agregando un mosaico de impuestos sobre ella. “Su misión vital es detener el crecimiento de las emisiones netas de la aviación”, dijo De Juniac.

La AGM también miró más allá de CORSIA hacia el próximo compromiso en la estrategia de acción climática de la industria: reducir las emisiones netas a la mitad de los niveles de 2005 para 2050. La resolución instó a las aerolíneas a implementar todas las medidas de eficiencia de combustible disponibles y a participar plenamente en un cambio a largo plazo a combustibles sostenibles de aviación.

CORSIA detendrá el crecimiento de nuestra huella de carbono. Eso es de vital importancia, pero nuestro próximo objetivo es aún más crítico: reducir las emisiones netas a la mitad de los niveles de 2005 para 2050. Las aerolíneas están invirtiendo en medidas de eficiencia para lograrlo, incluidos nuevos aviones, mejores procedimientos y compromisos de compra a futuro para combustibles de aviación sostenibles. Seguiremos progresando, pero necesitamos que los gobiernos estén alineados en sus acciones políticas. “Junto con la implementación de CORSIA, los necesitamos para solucionar las ineficiencias en la gestión del tráfico aéreo y crear el entorno para la comercialización de combustible de aviación sostenible“, dijo de Juniac.

 

Please follow and like us: