Lo que debes saber sobre la política de Cielos Abiertos de Panamá

Panamá fue pionero en  Latinoamérica en implementar desde hace más de 20 años una política de Cielos Abiertos. 

Un tema que definitivamente está en discusión luego de las declaraciones de un diputado de la República es si Panamá tiene o no una política de cielos abiertos. Mucho se ha comentado e incluso especulado sobre el tema, pero la realidad es que Panamá fue pionero en Latinoamérica en implementar desde hace más 20 años con una política de cielos abiertos.

Tener una política de cielos abiertos, no es precisamente tener una ley que regule el tema, ya que la experiencia de otros países que, si la han tenido, nos indica que la misma puede quedar desfasada en el tiempo con lo dinámico que es el mundo de la aviación.

La fórmula utilizada por la mayoría de los países con una industria aeronáutica avanzada ha sido adoptar una “política” o una “decisión” a nivel de Estado a la hora de negociar sus acuerdos bilaterales sobre servicios aéreos, de permitir una liberación total del transporte aéreo, en el sentido que no exista limitaciones o restricciones de ningún tipo en cuanto a la cantidad de aerolíneas designadas por uno u otro Estado, ni tampoco en el número de rutas, frecuencias o capacidad en las aeronaves a utilizar, esto es, en definitiva, lo que se conoce con el concepto de “cielos abiertos”.

Esta política que ha sido el punto de partida utilizado por Panamá con cada uno de los países con los que negocia acuerdos bilaterales, y que ofrecen un tratamiento recíproco, es lo que ha permitido, por ejemplo, que Copa Airlines pueda operar sin ninguna restricción a 13 destinos en los Estados Unidos de América, y a su vez, que aerolíneas como United, Spirit, Delta, American, Amerijet, UPS, FedEx entre otras, operen a nuestro país sin limitación alguna. Asimismo, y bajo esta misma política se han negociado y firmado acuerdos bilaterales con otros países y regiones como Chile, República Dominicana, Colombia, Costa Rica, Perú, China, el Caribe, entre muchos otros.

Sería iluso pensar que todos estos países les concedieran a las aerolíneas panameñas todas las frecuencias que hoy en día opera Copa Airlines, sin que Panamá ofreciera el mismo trato a las aerolíneas de esos países. Las condiciones en temas de frecuencias, derechos de rutas, y capacidad de equipos para aerolíneas como JetBlue, Southwest, Volaris, o incluso LATAM están servidas.

Lo que habría que evaluar a nivel local es por qué razón no han venido, y si es algo que las autoridades locales podrían de alguna forma incentivar, como, por ejemplo, con una rebaja en las tasas aeroportuarias – similar a lo que han hecho otros aeropuertos como el de Santiago de Chile, o Cartagena en Colombia –, que a la larga podría beneficiarnos a todos, o bien, si trata simplemente de que el mercado panameño es muy pequeño.

Please follow and like us: