Apede advierte que impuesto a los pasajeros en tránsito es negativo para Panamá

La Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa expresó su preocupación por iniciativas legislativas que amenazan con restar competitividad al país 

La propuesta legislativa sobre la creación de un impuesto de $5,00 para los pasajeros en tránsito que pasan por el Aeropuerto Internacional de Tocumen genera controversia en el sector privado de Panamá.

La Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (Apede), a través de un comunicado dirigido al país, expresó su preocupación por el planteamiento que podría afectar de manera negativa al país.  

“La Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (Apede) ve con suma preocupación  iniciativas legislativas recientes que amenazan con restar competitividad a Panamá como destino de turismo o como conexión aérea de importancia global”.

La ciudad de Panamá ha logrado un sitial privilegiado en el mundo como lugar de conexión aérea y marítima, donde convergen millones de pasajeros anualmente, una condición que ya quisieran tener muchas ciudades de nuestro continente. Dicha condición ha sido el producto de un trabajo cuidadoso entre la empresa privada y el sector público, ajustando inversiones y políticas públicas, logrando múltiples beneficios al país entero.

Crear impuestos, peajes o pagos adicionales a pasajeros en tránsito, o a los que ingresan al país, es totalmente negativo para los servicios de conectividad aérea y de acogida como país anfitrión para el turismo y los negocios. Debemos ser un país de apertura comercial y turística, sustentado en servicios y facilidades de alto nivel. Por todo lo anterior, Apede rechaza el Anteproyecto de Ley 150 que establece un impuesto a pasajeros que transiten por Panamá. 

Apede también rechaza la reciente propuesta de imponer $25 a las visas de turistas con el objetivo de generar fondos para la seguridad social. Si bien esta propuesta parece tener un fin loable, a la postre le costaría mucho más al Estado al impactar nuestra competitividad como destino amigable al turismo.

Ambas iniciativas reducirían los empleos en el sector turismo, aeropuertos, puertos y aduanas, disminuyendo así la base de prestaciones que sostienen el sistema actual de seguridad social, afectando gravemente la economía en momentos en que lo que necesita el país es reactivarla.

El turismo es de naturaleza fluida y cambiante en función de las necesidades de sus pasajeros y los aeropuertos o puertos de servicio. Y así debe mantenerse, con apertura que permita competitividad y conectividad. Nuestro país como destino natural de pasajeros y transeúntes por nuestra posición geográfica así nos lo exige”. 

Please follow and like us: