IATA: Las pérdidas de ingresos de la industria aérea mundial es de 314 mil millones de dólares

Según la IATA, las pérdidas de ingresos de la industria aérea mundial es de 314 mil millones de dólares y, para América Latina, más de 18 mil millones de dólares.

 

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, por sus siglas en inglés), agrupación que reúne a más de 290 líneas aéreas en el mundo, efectuó hoy una rueda de prensa virtual con Peter Cerdá, vicepresidente para las Américas, donde se proporcionó una evaluación actualizada del impacto económico del COVID-19 en la industria aérea, a nivel global y local y las medidas que se pueden tomar para el regreso a la nueva normalidad en el sector, en la cual participaron medios de comunicación de la región.

 

Los vuelos de América Latina y el Caribe cayeron un 93% a fines de abril  
La industria prácticamente se basa fuera de los mercados internos de EE. UU. y Asia

“Las pérdidas de ingresos de la industria aérea mundial es de 314 mil millones de dólares y, para América Latina, más de 18 mil millones de dólares”, reitera Peter Cerdá.

 

 Los viajes aéreos pueden recuperarse más lentamente que la mayoría de la economía  
Los RPK globales recuperan los niveles de 2019 en 2023, 2 años detrás de la recuperación del PIB

 

RPK internacionales quedarán rezagados en los mercados nacionales de viajes aéreos 
Los viajes aéreos internacionales pueden no recuperar los niveles de 2019 hasta 2023-24

“En el corto plazo se ve que los viajeros tendrán ciertas reservas de volar”, indicó Peter Cerdá.

 

Reiniciar planes para el transporte aéreo en las Américas  
A partir del 14 de mayo de 2020

“Hay algunos gobiernos de América Latina que han extendido las fechas de cierre de los vuelos por 15 días más e incluso hasta mediados de junio”.

“Imponer cuarentena a los pasajeros que arriben a un país, prácticamente significará una prohibición de viajar, declara Peter Cerdá, al indicar el prejuicio de esta medida.

 

Enfoque Propuesto

Reiniciar la aviación, protegiendo la salud y la seguridad asegurando que no sea un vector significativo para la propagación de COVID-19 y para restaurar la confianza del público en los viajes aéreos. 

Esto significa un cambio temporal y significativo en la forma en que viajamos.

 

Medidas temporales de bioseguridad de varias capas para proteger la salud y la seguridad, 
y garantizar que el transporte aéreo no es un vector para la propagación de COVID-19

La IATA considera que será necesario y obligatorio el uso de mascarilla, limitar el contacto físico en la medida posible entre los pasajeros y la tripulación, usar herramientas digitales para facilitar el chequeo, limita la cantidad de equipaje dentro de cabina.

El tema de los pasaportes verdes o sanitarios es una medida que puede aplicarse en el futuro. “No se está aplicando ahora, porque el que una persona esté libre del virus ahora, no significa una inmunidad permanente o que no le pueda dar después”, dice experto de la IATA.

“Las medidas de salud que implementan los gobiernos para el transporte aéreo deben ser temporales, pero, además, debe haber una regla clara sobre el retiro de estas medidas cuando se den las condiciones”, declara experto de la IATA, en la rueda de prensa virtual.

 

El distanciamiento social en los aviones desafiaría la viabilidad  
Dejar los asientos vacíos aumenta los costos unitarios y podría reducir los ingresos unitarios

“La IATA no recomienda eliminar o dejar vacío al asiento del medio entre los pasajeros, debido a que el riesgo de contagio de coronavirus en los vuelos es muy bajo”.

“Estamos llegando a niveles críticos, si la crisis se sigue extendiendo y el cierre de fronteras se mantiene más allá de junio y se aplican medidas de cuarentena a los viajeros y se obliga a dejar vacío el asiento del medio, más aerolíneas tendrán problemas”, manifiesta el vicepresidente para las Américas.

Referente al tema de Avianca:

Peter Cerdá sostiene que obviamente la decisión de Avianca impacta, pero la decisión busca reorganizarse.  “Esto no quiere decir que Aviaca está cerrando, sino que se está reorganizando para preservar trabajo y dar un servicio”.

“Avianca no es la única línea aérea que ha tomado esta ruta.  Hay otras que, incluso, han decidido no operar más, otras se están reestructurando y esto dependerá de cuánto más va a seguir la crisis” añadió.

“Estamos trabajando muy de cerca con Avianca y tenemos la confianza que la aerolínea saldrá luego de la reestructuración más fuerte, más eficaz y seguirá siendo una línea aérea más fuerte en la región”, dijo Peter.

Concerniente a Panamá, este dijo lo siguiente:

“Panamá es un país que estamos pendientes también del aporte que puede dar.  Panamá es un país estratégico del tránsito aéreo.  Siempre lo hemos comparado con los países importantes que respaldan el transporte aéreo y nuevamente vemos que hay oportunidad de aportaciones mayores del Gobierno panameño para ayudar al sector”.

 

Síguenos y comparte