No se vislumbra una recuperación de la demanda aérea en los próximos cinco años

Las aerolíneas estadounidenses se desplomaron al nivel más bajo desde 2013 después de que la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) advirtiera que la demanda de vuelos será inferior a las proyecciones previas al coronavirus durante al menos cinco años más.

El tráfico global, o el número de pasajeros transportados por la distancia recorrida, seguirá siendo aproximadamente 10% inferior a las estimaciones originales en 2025, dijo Brian Pearce, economista jefe del grupo comercial, en una conferencia de prensa el miércoles.

El próximo año, el tráfico disminuirá entre un tercio y dos quintos de las proyecciones realizadas antes de la pandemia, según IATA, que no prevé que los viajes se recuperen a los niveles del año pasado al menos hasta 2023.

Pearce dijo que espera que haya un repunte en la demanda aproximadamente dos años después de que repunte el PIB, en parte debido a los mayores inconvenientes de volar.

El índice de Standard & Poor de las principales aerolíneas de EE.UU. cayó un 7,1% a las 11:42 a.m., al tiempo que el mercado en general bajaba por los temores sobre la economía y las tensiones entre EE.UU. y China. El indicador de las aerolíneas cayó previamente un 7,8%, el menor nivel intradiario desde marzo de 2013. El índice ha caído 66% este año, el peor retroceso de la industria en el S&P 500.

United Airlines Holdings Inc. lideró las bajas entre las aerolíneas estadounidenses el miércoles, hundiéndose un 9,5% a US$20,59. En Europa, la matriz de British Airways, IAG SA, bajó 4,3% a 173,70 peniques. Air France-KLM cayó 2,6% a 3,95 euros.

IATA dijo que los impulsores subyacentes detrás del auge de los viajes aéreos durante décadas, principalmente el mejor nivel de vida en los mercados emergentes, permanecen sólidos y, a la larga, estimularán la demanda.

Alexandre De Juniac, director ejecutivo de IATA, dijo que el lobby de la industria y sus miembros se oponen completamente a la imposición de medidas de cuarentena para las personas que llegan a países como el Reino Unido y España.

“Los viajes internacionales no pueden reiniciarse en tales condiciones”, dijo De Juniac, citando un estudio que indica que 59% de las personas no volarían en tales condiciones. Un sistema de bioseguridad coordinado globalmente que incluya controles de temperatura y rastreo de contactos podría administrar el riesgo, dijo.

Información de Bloomberg

Síguenos y comparte