Aerolíneas trabajan para recuperar la confianza de los pasajeros en los vuelos

Copa Airlines cree que los usuarios se adaptarán a los nuevos protocolos de bioseguridad así como lo hicieron con las medidas tomadas luego de los ataques del 11-S

La recuperación de la confianza de los pasajeros será el mayor reto que tendrán las aerolíneas en el proceso de normalización de los vuelos comerciales, suspendidos debido a la pandemia del COVID-19.

Mientras tanto, los representantes del sector trabajan en los protocolos de bioseguridad que se instrumentarán en los aeropuertos y las cabinas de aviones.

Representantes de Copa Airlines, Delta Airlines y Air Europa coinciden en que los tiempos en los protocolos de abordaje también serán un desafío, razón por la cual consideran que se debe instruir a los pasajeros para que comiencen a establecer las medidas de bioseguridad desde sus casas, a través del adelanto de procesos administrativos en línea. 

Jeannette Díaz Granados, gerente comercial de Delta Airlines; Cristopher Didier, vicepresidente de Ventas de Copa Airlines; Diego García, director regional de América de Air Europa y David Hernández, gerente de Centroamérica, Ecuador y Venezuela de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) analizaron la apertura del sector durante el webinar «La nueva realidad de los viajes aéreos», organizado por el Comité de Turismo de la Cámara Americana de Comercio e Industrias de Panamá (AmCham) en el que también participó el gerente de Operaciones del Aeropuerto Internacional de Tocumen, Claudio Dutary.

David Hernández (IATA) señaló que la industria global atraviesa por una de las peores crisis y considera que su recuperación será más lenta. «Las aerolíneas están enfocándose en recuperar la demanda. Necesitamos trabajar para preparnos y estar listos, necesitamos un reinicio ordenado. La IATA ha comenzado a comprometer a los gobiernos para crear un plan de reinicio de manera segura», explicó.

Hernández cuestionó la decisión de algunos países de limitar la capacidad de los aviones para garantizar el distanciamiento social, ya que en un Airbus 320 eso equivaldría a eliminar 34% de las sillas y afectaría en el costo de los boletos y toda la operación, lo que considera sería traumático para el sector.

Aseguró que los filtros HEPA (High Efficiency Particulate Air, por sus siglas en inglés) de los sistemas de aire acondicionado en las cabinas, la renovación constante  del aire y el desplazamiento de arriba hacia abajo, así como los altos niveles de desinfección garantizan muy bajo riesgo de contagio dentro de las aeronaves.

Apertura paulatina

Jeannette Díaz Granados, de Delta Airlines, indicó que la aerolínea  estadounidense ha iniciado operaciones a nivel doméstico, aunque no al 100%, lo que les ha permitido evaluar las necesidades. Agregó que han puesto mucho rigor al tema de la limpieza a bordo, para dar la confianza a los pasajeros de que van a estar seguros y protegidos durante todo el viaje.

Delta Airlines sí está aplicando medidas de distanciamiento en las aeronaves dejando los asientos del medio vacíos o los de pasillos en aviones pequeños, debido a que sus vuelos no están llenos por el momento. Además ofrece un kit de bienestar que contiene mascarillas, sobres de toallitas con antibacterial, además ha retirado revistas y vasos plásticos que pudieran ser puntos de contagio.

La aerolínea estadounidense podría aumentar el número de frecuencias o el tamaño de las aeronaves para poder mantener el distanciamiento.

Vuelos a partir del 26 de junio

Cristopher Didier (Copa Airlines) indicó que tienen programados sus vuelos a partir del 26 de junio, luego otro el 29 de junio hasta lograr normalizar todas las operaciones. Sin embargo estos planes están sujetos a la apertura del Bloque 4 que todavía no está liberado.

Diego García (Air Europa) informó que las operaciones de la aerolínea se iniciarán a partir del 22 de junio, con vuelos domésticos, en España de acuerdo con la autorización del gobierno español a partir de julio y hacia América desde el 15 de julio. Este plan solo lo puede afectar la apertura tardía de las fronteras.

García considera que se debe comenzar a ofrecer y programar los vuelos internacionales, debido a que esto tiene un procedimiento de compra, razón por la cual la IATA está pidiendo la definición de la apertura de las fronteras.

La resiliencia de la industria

Los representantes de las aerolíneas confían en la recuperación del sector. Actualmente trabajan en los procedimientos de bioseguidad como el uso obligatorio de mascarillas en las instalaciones de los aeropuertos y en las cabinas de los aviones,  tomas de temperatura, proceso de autoservicio biométrico, pases de abordaje electrónicos, entre otros.

«El mensaje principal es que hay que tener confianza en que las aerolíneas están tomando las medidas de bioseguridad», indicó Díaz Granado (Delta Airlines). 

Didier (Copa Airlines) destaca que así como la industria se levantó luego de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, y los pasajeros se acostumbraron a pasar por medidas estrictas de seguridad como los rayos X, requisas, detección de metales, entre otras, también se acostumbrarán a las nuevas y se restaurará la confianza en los vuelos. «Va a volver la confianza como antes, el mundo no se acabó», resaltó.

García (Air Europa) invitó a toda la industria a colaborar para unificar los protocolos y facilitar los procesos. 

Síguenos y comparte