IATA solicitan suspender las reglas globales de slots a las aerolíneas

Las aerolíneas están obligadas a cumplir con el 80% de los bloques de horario asignados para los distintos vuelos o pueden perder las rutas.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) anunció en un comunicado que está solicitando a los reguladores de aviación del mundo, suspender las normas que rigen el uso de las franjas horarias o slots, en los aeropuertos debido al impacto del nuevo coronavirus también llamado Covid-19.

Expresan que alrededor del 43% de todos los pasajeros salen de más de 200 aeropuertos coordinados son distintos slot en todo el mundo.

Explican que en la actualidad, las reglas para la asignación de los slots significan que las aerolíneas deben operar al menos el 80% de sus slots asignados en circunstancias normales. «El incumplimiento de esto significa que la aerolínea pierde su derecho a la ranura la próxima temporada equivalente. En circunstancias excepcionales, los reguladores pueden relajar este requisito. La crisis por el brote de Covid-19 ha tenido un grave impacto en el tráfico aéreo«, advierte la IATA.

Sostiene que en muchos casos las aerolíneas están experimentando graves caídas en la demanda. 

Precisan que hay compañías que están experimentando una reducción del 26% en toda su operación en comparación con el año pasado.

Igualmente hay operadores que registran una caída de más de 108% en las reservas de vuelos para Italia. «Muchas aerolíneas informan que  50% de los viajeros no se presentan».

A causa del coronavirus las aerolíneas están flexibilizando las normas laborales otorgando licencias sin goce de sueldo a las tripulaciones, además de dejar en tierra las flotas de aviones. 

«Dadas estas circunstancias extraordinarias como resultado de la emergencia de salud pública, la opinión colectiva de la industria de las aerolíneas es que la aplicación de la regla del 80% de los slots durante la próxima temporada es inapropiada. Se necesita flexibilidad para que las aerolíneas ajusten sus horarios de acuerdo con el desarrollo de la demanda», insiste la IATA.

Los reguladores ya han estado renunciando a las reglas de slots  de forma continua durante la crisis de Covid-19 principalmente para operaciones en China y  de Hong Kong.

Sin embargo, dados los nuevos brotes recientes, esto ya no se limita al mercado de Asia.  «Sin la certeza de que estas exenciones continuarán durante la temporada de verano (o la temporada de invierno en el hemisferio sur), las líneas aéreas no pueden planificar con suficiente anticipación para garantizar la asignación eficiente de la tripulación o el despliegue de aeronaves», menciona la IATA.

Precisan que suspender el requisito durante toda la temporada (hasta octubre de 2020) significará que las aerolíneas pueden responder a las condiciones del mercado con los niveles de capacidad adecuados, evitando cualquier necesidad de ejecutar vuelos vacíos para conservar los bloques de horarios concedidos por los aeropuertos. «Las aeronaves pueden reasignarse a otras rutas o estacionarse, la tripulación puede tener certeza en sus horarios».

«La investigación ha demostrado que el tráfico se ha derrumbado en las rutas clave de Asia y que esto se está replicando en toda la red de transporte aéreo a nivel mundial, incluso entre países sin grandes brotes de coronavirus o Covid-19. Existen precedentes para la suspensión previa de las reglas de uso de slots  y creemos que las circunstancias nuevamente requieren que se otorgue una suspensión. Hacemos un llamado a los reguladores de todo el mundo para que ayuden a la industria a planificar la emergencia de hoy y la recuperación futura de la red, al suspender las reglas de uso de slots  de forma temporal», dijo Alexandre de Juniac, Director General y CEO de IATA .

“El mundo se enfrenta a un gran desafío para evitar la propagación del nuevo corinavirus o Covid-19 al tiempo que permite que la economía mundial continúe funcionando. Las aerolíneas están en la primera línea de ese desafío y es esencial que la comunidad reguladora trabaje con nosotros para garantizar que las aerolíneas puedan operar de la manera más sostenible, tanto económica como ambientalmente, para aliviar los peores impactos de la crisis«, dijo.