La IATA acoge con beneplácito la decisión del Consejo de la OACI sobre CORSIA

La decisión, acogida por la IATA, es de utilizar, como base, el año 2019 para el Esquema de Compensación y Reducción de Carbono para la Aviación Internacional (CORSIA), debido a que, originalmente, se había acordado que el cálculo de referencia, para dicho Esquema, sería un promedio de las emisiones de 2019 y 2020, pero debido a la crisis por la pandemia del COVID-19, se tomaría en cuanta el primer año mencionado.

 

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) acoge con beneplácito la decisión del Consejo de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) de utilizar 2019 como base para el Esquema de Compensación y Reducción de Carbono para la Aviación Internacional (en inglés, Carbon Offsetting and Reduction Scheme for International Aviation, CORSIA). En 2022, la Asamblea de la OACI considerará si son necesarias más enmiendas para abordar los impactos de COVID-19 para garantizar la implementación exitosa del esquema.

Las aerolíneas se comprometen a reducir las emisiones netas a la mitad de los niveles de 2005 para 2050. Este compromiso no ha cambiado. CORSIA es un paso vital en esa dirección, ya que permite un crecimiento neutral en carbono que estabilizará las emisiones netas de la aviación internacional a niveles de 2019 (580 millones de toneladas de carbono).

Originalmente, se acordó que el cálculo de referencia de CORSIA era un promedio de las emisiones de 2019 y 2020. La crisis COVID-19, en curso y sin precedentes, ha visto una caída precipitada de la demanda de transporte aéreo de más de la mitad en comparación con 2019. Como resultado, la línea de base CORSIA se habría sesgado severamente si se hubieran utilizado las emisiones de 2020 para el cálculo. Esto no debilita el impacto de CORSIA. Al excluir los eventos extraordinarios COVID-19 de 2020, las aerolíneas estabilizarán sus emisiones a los niveles previstos cuando CORSIA fue acordado por los 193 estados miembros de la OACI en 2016.

La decisión de hoy es importante porque, en un momento de extrema volatilidad, proporciona certeza inmediata y un camino claro hacia la implementación exitosa de CORSIA. CORSIA es un paso crítico para lograr la estrategia a largo plazo de la industria para abordar el cambio climático mediante la reducción de sus emisiones de carbono.

“Las aerolíneas están comprometidas con el crecimiento de carbono neutral a través de CORSIA. La decisión de hoy de eliminar 2020 del cálculo de referencia marca un camino pragmático que mantiene la intención, el espíritu y el impacto del acuerdo CORSIA. Y brinda a todos los interesados ​​la confianza para concentrarse en entregar CORSIA con éxito y lograr nuestros objetivos de reducción de emisiones a largo plazo, incluso en este momento de crisis», dijo Alexandre de Juniac, Director General y CEO de IATA.

“La aviación fue el primer sector industrial del mundo para el cual los gobiernos acordaron una medida global de compensación de carbono. Las aerolíneas saben que la sostenibilidad es su licencia para crecer. Apoyan completamente a CORSIA como el mecanismo global único para compensar las emisiones internacionales de la aviación. Incluso con las dificultades financieras que enfrenta la industria como resultado de COVID-19, las aerolíneas del mundo no han perdido de vista sus objetivos de reducción de emisiones», dijo de Juniac.

Fuente: IATA