Vuelos desde y hacia Venezuela seguirán suspendidos hasta el 12 de agosto

En momentos en el que se incrementan los casos de pacientes contagiados con Covid-19 en Venezuela, las autoridades aeronáuticas extendieron hasta el 12 de agosto las restricciones de vuelos por la pandemia.

Los cielos de Venezuela seguirán cerrados para vuelos comerciales desde y hacia ese país, por lo menos hasta el 12 de agosto, debido a la pandemia. El Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC) de ese país, anunció la «extensión de la restricción de operaciones aéreas en el territorio nacional por 30 días», en un comunicado difundido la noche del domingo 12 de julio.

«Quedan exentas las operaciones en estado de emergencia, vuelos de carga y correo, aterrizajes técnicos, vuelos humanitarios, repatriación o vuelos autorizados por las Naciones Unidas y sobrevuelos de carga y comerciales«, añadió. La medida está enmarcada en el «estado de alarma» declarado por el gobierno de Venezuela el pasado 13 de marzo ante el nuevo coronavirus.

Antes de la pandemia, la actividad aérea en Venezuela era muy reducida, puesto que muchas aerolíneas dejaron de operar desde y hacia ese país por la imposibilidad de repatriar más de 3 mil 800 millones de dólares según cifras que maneja la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA).  Se mantenían operando hacia Venezuela empresas como Air France, Air Europa, Iberia y Turkish Airlines con vuelos hacia Europa, además de Wingo hacia Bogotá y Copa Airlines hacia Panamá, entre otras como Avior que es venezolana, Laser y La Venezolana, y Conviasa.

Con la pandemia miles de venezolanos quedaron varados en varios aeropuertos del mundo, como el de Barajas en Madrid, además de en Panamá, Bogotá, Buenos Aires, Miami y otras capitales del mundo. En Panamá se calcula que hay más de 200 personas que han querido retornar a suelo venezolano. Sin embargo, el gobierno del régimen de Nicolás Maduro no ha autorizado el ingreso de vuelos. Mientras que la administración de Juan Guaidó ha intentado tramitar  vuelos desde Miami y otras ciudades, sin embargo no se han podido concretar con restricciones del régimen