Gobierno venezolano autoriza vuelo solo para traer a Panamá a varados en Venezuela

La aerolínea Copa Airlines operará los vuelos del 29 de agosto y del 9 de septiembre para traer a panameños y residentes que se quedaron en Venezuela por la pandemia.  

Panamá y Venezuela acordaron un vuelo humanitario para el próximo 29 de agosto con el objeto de trasladar al país centroamericano a ciudadanos panameños y  residentes de este país, según informó la cancillería panameña.

Se pudo conocer que estos vuelos, que tienen como origen Ciudad de Panamá, no tienen autorización para trasladar a ciudadanos venezolanos que se encuentran varados en territorio istmeño. Desde hace más de cinco meses más de 300 venezolanos están en Panamá sin poder regresar a su país de origen. 

La empresa Copa Airlines confirmó que será la responsable de operar tanto el vuelo del 29 de agosto, así como un segundo vuelo previsto para el 9 de septiembre de 2020.

Grupos de venezolanos que quedaron varados en Panamá se han organizado para solicitar a las autoridades un vuelo humanitario que les permita regresar al país suramericano. Se estima que son más de 300 los afectados que buscan regresar a Venezuela. Al cierre de esta edición se intentó conocer la posición de la embajada que representa al gobierno de Nicolás Maduro en Panamá frente a la medida que impide a los venezolanos ingresar a su país en estos vuelos.

El gobierno venezolano suspendió los vuelos procedentes de Panamá desde el 14 de marzo, mientras que Panamá suspendió todos los vuelos comerciales internacionales desde el pasado 20 de marzo como medida para evitar la propagación del coronavirus y se espera que vuelvan a operar el 12 de octubre de este año, según el nuevo cronograma presentado esta semana por el Ejecutivo panameño.

Venezuela por su parte tiene los vuelos comerciales internacionales suspendidos hasta el 12 de septiembre y aunque ya han indicado que están preparando la infraestructura aeroportuaria para volver a operar vuelos comerciales, hasta ahora solo se han permitido pocos vuelos humanitarios de ciertos países.