DHL: Se requerirán alrededor de 15 mil vuelos para la distribución de la vacuna contra el COVID-19 en los próximos dos años

Para lograr  la cobertura global se necesitarán unos 200 mil desplazamientos de contenedores pasivos de carga refrigerada

Los  equipos científicos de varios países del mundo aprietan el acelerador para lograr una vacuna efectiva que frene la pandemia del COVID-19, la cual ha cobrado la vida de más de 917 mil personas hasta este sábado y contagiado a más de 28, 6 millones de personas en el ámbito mundial.

En la actualidad hay alrededor de 250 candidatas a vacunas actualmente en desarrollo. Una vez aprobada,  se espera que comience a ser distribuida en 2021. La logística para su distribución es compleja y delicada, y por eso compañías y organismos como la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) instan a la preparación temprana de todos los organismos que estarán de una u otra manera involucrados en este proceso.

La compañía global DHL dio a conocer un estudio denominado «Aportando a la resiliencia ante la pandemia», elaborado con la colaboración de McKinsey & Company, ONGs y publicaciones científicas, donde se plantean los retos y las recomendaciones a la industria logística y los gobiernos para lograr resultados más efectivos en la cadena de distribución, una vez se aprueben.

El documento fue presentado a través de una videoconferencia por Claudia Rojas, VP de Ciencias de la Vida y la Salud de DHL Américas, quien explicó que es importante definir desde ahora los puntos de destino, las  rutas y el tipo de transporte que se utilizará, para lo que se requiere la colaboración de todos los sectores.

«Ya se están desarrollando y probando más de 250 vacunas candidatas, a ritmos sin precedentes. En este escenario los proveedores de la logística tenemos que desarrollar la preparación de las cadenas de suministro a la misma velocidad», indicó.

La compañía considera que debido a la urgencia que plantea la pandemia, el método que se utilizará para las distancias más largas será a través de carga aérea. Para asegurar la cobertura global para los próximos dos años, DHL calcula que se necesitarán unos 200 mil desplazamientos de contenedores pasivos de carga refrigerada en unos 15 mil vuelos. En la distribución local, el cumplimiento de los estrictos requisitos de temperatura resultará aún más complicado. 

En este sentido la empresa advierte que la industria logística deberá enfrentar desafíos operativos como el número de envíos acompañados de bloques de refrigeración de hielo seco; el aseguramiento de una gestión homogénea de la temperatura, para evitar los daños de los cargamentos en la red de última milla y el manejo físico de envíos ultracongelados, los cuales requieren un equipamiento especial y procesos operativos para evitar lesiones, lo que conlleva a que un gran número de curiers y consignatarios tendrán que ser informados o instruidos.

Las condiciones de almacenamiento y transporte para las futuras vacunas probablemente variarán en función de los requisitos de temperatura a lo largo de la cadena de suministro. Cuando las vacunas accedan al mercado para usos de emergencia, la posible falta de datos de estabilidad podría imponer requisitos de temperatura más estrictos para la cadena de suministros. En un escenario menos restrictivo, los requisitos de usos de emergencia probablemente no serán tan diferentes a los que aplica la logística de las vacunas estándar de hoy en día, indica el informe.

La empresa destaca que a modo de preparativos para la distribución de la vacuna, sobre todo en el escenario logístico más riguroso, es importante mapear los requisitos logísticos e identificar los posibles cuellos de botella en los puntos clave de la cadena de suministro: en el transporte intermedio, el envío intercontinental, el almacenamiento, la distribución local y el almacenamiento final de corto plazo en el lugar de utilización.

Recomendaciones para una estrategia efectiva

DHL sugiere: Un plan de respuesta a emergencias, establecido de antemano para determinar cuáles actividades a lo largo de toda la cadena de suministro deberán implementarse ad hoc y cuáles deberían planificarse de antemano; una red de alianzas donde son esenciales las cooperaciones público y privadas, además de acuerdos entre gobiernos; una infraestructura logística con una red preestablecida de almacenes y capacidades de transporte.

Además se requiere transparencia en la cadena de suministro con herramientas TI, las cuales dan visibilidad en tiempo real a lo largo de toda la cadena de suministro, así como organización y recursos.