Tocumen confirma la reanudación de vuelos comerciales internacionales a partir del 12 de octubre

La crisis generada por el COVID-19 en el sector aéreo afectará los aportes que el Hub de las Américas  otorga al Estado panameño

La aviación comercial recibió el mayor impacto en toda su historia con la pandemia del COVID-19. En cinco meses, el transporte aéreo de pasajeros se vio afectado a tal  punto de que algunas aerolíneas en el mundo no podrán retomar sus operaciones, otras debieron acogerse a la tutela gubernamental y las que regresarán deberán realizar ajustes drásticos que las obligarán a andar a media máquina.

En Panamá, el sector se prepara para el retorno gradual de las operaciones en dos fases: la primera, el 28 de este mes con la reanudación de los vuelos nacionales, para los cuales ya los aeropuertos del interior del país (David, Río Hato, Panamá Pacífico y Colón) cuentan con las adecuaciones requeridas y la segunda, con la reactivación de los vuelos internacionales, cuyo regreso está previsto para el 12 de octubre, según confirmó el gerente general del Aeropuerto Internacional de Tocumen, Raffoul Arab, durante la conferencia «El futuro de la aviación comercial y el movimiento de pasajeros», organizada por el Instituto Técnico Superior Especializado (ITSE), en el marco de la Semana del Turismo ITSE 2020. 

Arab reiteró que Tocumen cuenta con todas las medidas de bioseguridad ajustadas a la nueva normalidad,  desde las sencillas, como las campañas sobre lavado de manos y la provisión de gel alcoholado, toma de temperatura, hasta la implementación de dispositivos que incluyen la adecuación de todas las áreas para mantener la distancia social,  planes  de limpieza y sanitización, entre otras medidas, cuyo diseño ha contado  con la participación de funcionarios del Ministerio de Salud (Minsa), Aeronáutica Civil, IATA, ALAP y ALTA.

Agregó que un cierre de las operaciones como el aplicado en Tocumen es una medida drástica y peligrosa, sobre todo para una industria que tenía muy buenas proyecciones, lo cual afectará los aportes que el sector realizaba al Estado panameño. 

«Tocumen en la época pre-Covid manejaba alrededor de 16,5 millones de personas al año, aproximadamente 400 operaciones aéreas diarias en el aeropuerto, o sea se considera un aeropuerto mediano pero de gran capacidad y de mucho movimiento, con un crecimiento que ha estado acompañado a lo largo de los últimos 15 años  de las aerolíneas que operan en Tocumen y ha tenido un crecimiento gradual, alrededor de 5% anual que lo ha posicionado como un aeropuerto importante para la región y el mundo. Sin embargo, el 22 de marzo pasó lo inimaginable, que una pandemia obligase a cerrar las puertas de Panamá y el mundo en la conectividad, dando un vuelco inesperado e incierto a nivel mundial a toda la industria».

Agregó que a pesar de este panorama adverso, Tocumen se ha mantenido en constante actividad con los vuelos humanitarios, que han contado con medidas de bioseguridad. Además se han estado priorizando los gastos del aeropuerto, las compras y se realiza una reingeniería de las proyecciones.

«Responsablemente pudimos  realizar algunas acciones que nos han llevado a sobrevivir durante estos meses de  pandemia y de falta de ingresos. Hemos tenido también la capacidad durante estos períodos tomar algunas acciones importantes, que es la reparación de algunas áreas del aeropuerto, que en una época normal de operaciones no hubiésemos podido ejecutar, como por ejemplo la reparación de más de mil metros cuadrados de pista».

Un viaje de cuatro horas vs cuatro días

Lucas Castrellón, gerente de las Relaciones con la Industria de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) recordó que el sector aportaba 167 mil millones de dólares al Producto Interno Bruto (PIB) de la región y 7,2 millones de empleos. Pero la pandemia lo cambió todo y están en riesgo 98 mil millones de dólares del PIB y 4,1 millones de empleos. 

Destacó que la aviación comercial tiene un importante rol para Latinoamérica. «A diferencia de Estados Unidos y Europa, América Latina no tiene grandes autopistas, no tiene una red de ferrocarriles fuerte, entonces el transporte aéreo representa en algunos países la diferencia de un viaje de cuatro horas o un viaje de cuatro días».

A nivel global, los vuelos en la actualidad están por debajo del 50% respecto al  mismo período del año pasado, a pesar de que la industria se ha recuperado de su punto más bajo registrado en abril (80%) y en la región experimenta una lenta recuperación. Actualmente en Latinoamérica  hay 13 países que han reanudado sus operaciones  en sus vuelos domésticos y 13 en sus operaciones internacionales. 

Tres empresas en LA se han acogido al capítulo 11 de la bancarrota: Aeroméxico, Avianca y Latam; otras de Oriente Medio, Europa y Asia Pacífico han anunciado que no volverán a la región, por lo que se calcula  que el sector no verá la movilidad de 2019 hasta 2024.

Vuelos Ciudad de Panamá – David a partir del 28

Nathalie Mora, gerente de Ventas de Copa Airlines, resaltó que el Centro de Operaciones Controladas, establecido desde el pasado mes de agosto, permitió servir desde Panamá algunos destinos muy puntuales que contaban con flexibilidad, con la implementación de estrictos protocolos de bioseguridad, a pesar de que en ese momento todavía no se aceptaba el ingreso de nacionales y residentes que se encontraban fuera del país al inicio de la pandemia.

Estas operaciones controladas han ido aumentando a medida en que se está restableciendo progresivamente el flujo de las operaciones en algunos países, comenzaron con 50 operaciones semanales. Actualmente se están sirviendo destinos como Estados Unidos, Ecuador, México y Brasil. Antes de la pandemia Copa realizaba  2 mil 500 operaciones semanales. En los meses de cuarentena logró repatriar a más de 13 mil pasajeros.

Mora anunció que a partir del 28 de este mes se reiniciarán los vuelos en la ruta Ciudad de Panamá – David, con tres frecuencias semanales: lunes, miércoles y viernes, con una tarifa muy accesible.