Costa Rica abrirá sus fronteras al mundo a partir de noviembre

El país eliminará desde el 26 de octubre el requisito de la prueba negativa del COVID para la entrada de pasajeros extranjeros

Costa Rica da otro paso adelante en la normalización gradual de sus frecuencias de vuelos y a partir del 1° de noviembre reabrirá sus fronteras a todo el mundo, con el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad establecidos. 

El anuncio lo hizo el ministro de Turismo Gustavo Segura, durante el evento «Los desafíos para la reactivación de la aviación y el turismo en Centroamérica», el cual contó con la participación de representantes de Costa Rica, Guatemala, Colombia, Honduras y El Salvador, así como de la IATA.

El país tico también decidió eliminar desde el 26 de octubre el requisito de prueba negativa del COVID-19 para la entrada de pasajeros extranjeros, para estimular el turismo ante la cercanía de la temporada alta. 

Para la nación centroamericana, su industria turística representa casi 9% del Producto Interno Bruto (PIB) y casi 10% del empleo total formal, por lo que la reactivación del sector es vital para su economía.

Proceso consensuado y gradual

Segura explicó el plan establecido entre gobierno y sector privado para retomar las operaciones aéreas en el país, el cual se desarrolló de forma ordenada y por etapas.

En los meses marzo-abril se establecieron protocolos consensuados con los sectores público y privado; entre mayo, junio y julio se implementaron los procesos, no solo aeroportuarios sino de todas las actividades turísticas, como transporte individual y colectivo, hospedajes, sitios de atractivos turísticos al aire libre, entre otros.

Los protocolos  fueron analizados con las autoridades sanitarias, adaptados y probados y  se dio el primer paso gradual para la apertura de las fronteras internacionales a partir del 1° de agosto, con la reactivación de los vuelos desde Europa.

«Fue en un momento en que Europa salía de su primer pico de contagios y los Estados Unidos y Centroamérica estaban en una situación relativamente compleja, así que la gradualidad llamaba a iniciar primero con vuelos provenientes de Europa, Reino Unido, Canadá, etc. Esa gradualidad, por un lado, nos dio una noticia no muy buena y fue que los números no llegaron a reactivar el sector, pero por otro lado nos permitió poner a prueba los protocolos. Y hoy, tres meses después, podemos decir con mucha satisfacción  que ninguno de los viajeros internacionales llegados a Costa Rica con motivo de turismo ha sido reportado como que haya ingresado al país con el contagio o que lo haya contraído mientras estaba en Costa Rica», dijo el ministro Segura.

Agregó para la reanudación de las operaciones comerciales con los Estados Unidos acordaron analizar la evolución estado por estado y abrir vuelos provenientes de las regiones donde el contagio estuviera controlado.

Guatemala opta por las pruebas

Director Francisco Argueta, director general de Aeronáutica Civil, en Guatemala, destacó que la reactivación del sector pasa por aprender una nueva forma de viajar. Considera que el gran reto es recuperar esa confianza de los pasajeros, lo que requiere del cumplimiento de todos los protocolos de bioseguridad que se están aplicando en la región. 

Explicó que el proceso de reapertura ha sido una prueba de ensayo y error. «Al inicio habíamos dictado el tema que íbamos a hacer cuarentena. Íbamos a dar la opción de la cuarentena o de  hacerse las pruebas en el aeropuerto. Nos dimos cuenta que una cuarentena no nos iba a funcionar, porque la aviación es un pilar económico no solo para Guatemala, para cualquier nación. Poner una cuarentena no era factible. Entonces nos aseguramos con el tema de las pruebas, ya estamos aceptando las pruebas de antígenos porque era muy difícil para los pasajeros encontrar pruebas PCR en el exterior».

Agregó que las pruebas le están dando cierta seguridad a los pasajeros de que la persona que está a su lado es negativo para COVID. Indicó que en el primero y segundo día dieron la opción a los viajeros de hacerse las pruebas en el aeropuerto y descubrieron cuatro casos, todos asintomáticos. El aeropuerto de Guatemala cuenta con un centro de salud en el aeropuerto que tiene pruebas disponibles.

Federico Anliker, de Sepa, presidente de la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma, de El Salvador (CEPA), resaltó que el proceso en el país se ha desarrollado en dos fases, desde el 1° de septiembre.  «Nosotros desde que abrimos el aeropuerto, desde mitad de septiembre, hemos tenido dos fases. Desde el 19 de septiembre al 30 de septiembre y del 1° de octubre al 20 de octubre, en ese período hemos duplicado el número de vuelos y del 1° al 20 de octubre hemos casi triplicado la salida y llegada de pasajeros».

Agregó que en términos de vuelo El Salvador está entre 21 y 22% con respecto a la misma época de 2019.

David Alemán, director general de Avianca Centroamérica, resaltó que en la aerolínea colombiana se han venido preparando para reactivar las operaciones. «Nosotros arrancamos operaciones el 19 de septiembre, ya a casi un mes tenemos que reorganizar y focalizar ciertos mercados que vemos tienen una tendencia de recuperación un poco más acelerada, como son los mercados de turismo y de visitas a familiares y una tendencia más lenta por parte de los mercados corporativos».

Dijo que están operando en un 20 y 25% de su capacidad. Esperan llegar el próximo año a un 40%  A partir de noviembre, Avianca iniciará operaciones desde Bogotá hacia el sur, Norteamérica y Centroamérica.

En Honduras, la reactivación de las operaciones aéreas comerciales se planificó en cuatro fases. Wilfredo Lobo, director ejecutivo de la Agencia de Aeronáutica Civil (AHAC) señaló que la primera fase se inició el 17 de agosto en sus cuatro aeropuertos internacionales, con algunas restricciones. La estrategia está basada en dos ejes: seguridad operacional y en la salud del pasajero y del personal de los aeropuertos. «En la primera fase hicimos un mecanismo de inspección en todos los aeropuertos para ver si estábamos listos para cumplir todos los protocolos de bioseguridad. La pandemia sin duda alguna está cambiando al mundo y hay que reinventarse ante la nueva normalidad gestionando los riesgos y potenciando las oportunidades», indicó.