La IATA lanza nueva herramienta para ayudar a las aerolíneas a cumplir con sus compromisos climáticos

La IATA ha emitido el Intercambio de Carbono de Aviación (ACE), el cual es el primer mercado centralizado y en tiempo real que se integra con la Cámara de Compensación de la IATA.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) ha lanzado el Intercambio de Carbono de Aviación (Aviation Carbon Exchange, en inglés, ACE), una nueva herramienta importante para ayudar a las aerolíneas a cumplir con sus compromisos climáticos.

• ACE es el primer mercado centralizado y en tiempo real que se integra con la Cámara de Compensación de la IATA (ICH) para la liquidación de fondos en operaciones de compensación de carbono.

• La Cámara de Compensación de la IATA garantiza que ACE pueda ofrecer un sistema de liquidación seguro y sin problemas que garantice el pago y la entrega de los créditos de carbono.

• JetBlue Airways es la primera aerolínea que realizó la transacción histórica en la plataforma ACE.

 «Las compañías aéreas son serias en su compromiso de reducir las emisiones. Y necesitan una herramienta fiable para acceder a créditos de carbono de calidad en tiempo real. ACE será una herramienta clave para ayudar a las aerolíneas a gestionar eficientemente estas importantes transacciones», dijo Alexandre de Juniac, Director General y CEO de la IATA.

Las aerolíneas reiteraron el compromiso de la industria de reducir las emisiones netas a la mitad de los niveles de 2005 para 2050 en una resolución de la 76ª Reunión General Anual (AGM) de la IATA.

Un paso clave es el Esquema de Compensación y Reducción de Carbono para la Aviación Internacional (Corsia) que generará un crecimiento neutro en carbono para las emisiones internacionales a partir de 2021. Las aerolíneas también están comprando créditos de carbono como parte de los compromisos de las aerolíneas individuales o para compensar las operaciones nacionales.

Primera Transacción

JetBlue completó el histórico primer comercio en la plataforma ACE hoy. Compró créditos en la primera fase del proyecto de parque eólico Larimar en la República Dominicana que comenzó su desarrollo en 2015. Una vez finalizado todo el proyecto, reducirá las emisiones medias en más de 200.000 toneladas de CO2 al año.

«Nuestro planeta está cambiando físicamente, al igual que las expectativas de nuestros clientes, tripulantes, miembros e inversionistas», dijo Robin Hayes, CEO de JetBlue y presidente de la Junta de Gobernadores de la IATA, señalando la importancia de abordar el desafío del cambio climático.

«Aunque las prioridades, a corto plazo, de nuestra industria se centran en la recuperación de Covid-19, ahora es el momento de reconstruir las operaciones de maneras más sostenibles, como la adopción de Combustibles de Aviación Sostenible (SAF) y el establecimiento de estrategias claras para reducir las emisiones netas de CO2 de la aviación.

La Bolsa de Carbono de Aviación nos ayudará a continuar cumpliendo nuestros compromisos climáticos al brindar un acceso simplificado y transparente a compensaciones de carbono certificadas por terceros legítimos», dijo Hayes.

Acerca de ACE

ACE, que ha sido desarrollado en conjunto con el comerciante de materias primas Xpansiv CBL Holding, ofrece a las aerolíneas y otras partes interesadas de la aviación (como aeropuertos y fabricantes de aeronaves) la oportunidad de compensar su huella de carbono mediante la compra de créditos en proyectos certificados que reducen las emisiones de carbono.

Los programas de reducción de carbono en ACE incluyen proyectos forestales, operaciones de energía eólica limpia, protección de ecosistemas y proyectos remotos basados en la comunidad para reducir las emisiones.

La plataforma será una herramienta clave para que las compañías aéreas cumplan con sus obligaciones en virtud de Corsia, que fue acordada por los gobiernos a través de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) en 2016.

Después de un ajuste de referencia para tener en cuenta las interrupciones del Covid-19, Corsia garantizará eficazmente que las emisiones netas de carbono de la aviación no crezcan por encima de los niveles de 2019. Esto se logrará mediante la compra de compensaciones de carbono de alta calidad y estrechamente supervisado por los gobiernos.

ACE también estará abierta a las compañías aéreas que deseen invertir en compensaciones voluntarias fuera de Corsia, por ejemplo, aquellas que han fijado objetivos netos de cero emisiones, y aquellas que deseen compensar las operaciones nacionales.

«ACE da a las aerolíneas acceso a esquemas de compensación de carbono de alta calidad en tiempo real con total transparencia. Corsia es un facilitador clave de nuestra estrategia a largo plazo para reducir las emisiones a la mitad de los niveles de 2005 para 2050, y esta nueva plataforma será de enorme beneficio para nuestros miembros y otras partes interesadas de la industria», dijo Sebastian Mikosz, Vicepresidente Senior de Relaciones Exteriores y Miembros de la IATA.

Fuente: nota de prensa de la IATA

Imagen de ThePixelman en Pixabay