Piden que empleados de la industria aérea sean considerados prioritarios para las vacunas

La IATA solicita apoyo a los gobiernos para que los empleados del sector del transporte aéreo, la gente de tránsito aéreo, el personal aeroportuario y el personal de las aerolíneas sean considerados como empleados esenciales y que tengan acceso a la vacuna, para que estos puedan aportar y ayudar en el transporte de la vacuna por toda la región.

 

El mundo está viendo una luz al final del túnel de la pandemia del coronavirus, al haberse desarrollado vacunas que pueden poner fin a la crisis que se está dando alrededor del planeta. No es menos cierto, que la misma ha cobrado muchas vidas humanas, ha desmejorado la calidad de vida de otros y ni hablar de las secuelas que ha dejado en la sociedad y en la economía de muchos países.

La mayoría de los gobiernos en América Latina y el Caribe han optado por cerrar sus fronteras, han implementado medidas de cuarentenas, otros han permitido que se ingrese a sus territorios con pruebas de PCR negativo, lo cual ha traído restricción de movilidad, afectando significativamente la industria de la aviación en esta región.

 

 

En conferencia de prensa virtual, este 10 de diciembre, Peter Cerdá, vicepresidente de la IATA para las Américas, señaló que «debemos tener en consideración que, aunque tenemos una vacuna que va a estar disponible muy pronto, puede ser hasta 48 meses, hasta que tengamos acceso a esa vacuna a nivel mundial».

La IATA ha manifestado que la entrega segura de las vacunas Covid-19 será la misión del siglo para la industria mundial de carga aérea, lo que implicará desafíos logísticos enormemente complejos en la cadena de suministro.

«Lo que tenemos que asegurar, trabajando con nuestros gobiernos, es que se eliminen cualquier tipo de restricciones burocráticas que podría existir en el movimiento de la carga con las vacunas durante estos próximos 48 meses», expresó el directivo de la IATA. 

 

Imagen de Gerhard G. en Pixabay

Agregó, «Va a ser crítico que los gobiernos, en nuestra región, den flexibilidad que abran sus mercados para que el movimiento de las vacunas por aire sea lo más factible, lo más fácil y el más rápido».

Asimismo, Cerdá dijo que se requiere la ayuda de los gobiernos de la región para:

• Trabajar más estrechamente, más alineados, con más transparencia, para asegurar que la recuperación de las economías, la recuperación de la confianza de los ciudadanos para viajar vuelva y que el transporte aéreo se haga más fuerte y más útil para los gobiernos de la región en el 2021.

• Asegurar que los empleados del sector del transporte aéreo, la gente de tránsito aéreo, el personal aeroportuario y el personal de las aerolíneas sean considerados como empleados esenciales y que tengan acceso a la vacuna, para que estos puedan aportar y ayudar en el transporte de la vacuna por toda la región.

• Tener los procesos y las regulaciones y se evite la burocracia, para poder mover las vacunas en una manera eficiente, rápida y segura durante los próximos 24 meses. 

• Asegurarse de reabrir las fronteras, eliminar las restricciones y también asegurar que no se implementen las cuarentenas.

• No incrementar las tasas o los costes usuarios en sus países, que hagan lo contrario, que eliminen esos costes para estimular más pasajeros, más consumidores, más viajeros para que visiten los países en la región que permitirá una recuperación social y económica mucho más rápida. 

«Si conseguimos todo esto, lo que yo he mencionado, yo creo que el 2021 va a ser un año de buena recuperación y buenas oportunidades para América Latina y el Caribe», indicó el ejecutivo de la IATA.