Venezuela evalúa la «apertura controlada» de más vuelos internacionales

El anuncio lo hizo el INAC luego del cierre de la ruta con Panamá desde el 13 de diciembre, lo que dejó a la nación suramericana solo conectada con tres países vía aérea

El Instituto Nacional de de Aeronáutica Civil (INAC) de Venezuela dijo que evalúa la «apertura controlada» de vuelos internacionales. El anuncio fue realizado luego que el pasado 13 de diciembre, la conexión entre Panamá y Venezuela quedó nuevamente interrumpida, cuando el gobierno de Nicolás Maduro suspendió las operaciones de Copa Airlines hacia territorio venezolano. 

La nación suramericana queda parcialmente aislada nuevamente de otros países, vía aérea, a excepción de México, Turquía y Bolivia. Ya días anteriores habían suspendido la ruta con República Dominicana.

Según el presidente del INAC, Juan Manuel Texeira, la medida se debió a que «a pesar de implementar los protocolos de bioseguridad ingresaron al país un gran número de pasajeros que no son tolerables». Aseguró que el Ejecutivo Nacional consideró la suspensión de ciertas rutas internacionales para «evitar la propagación del Covid-19 en el país».  

Panamá, por su parte, también suspendió el arribo de las aerolíneas venezolanas a su territorio, luego de cancelación de la conexión aérea con Copa Airlines. El gobierno panameño destacó que mantendrá la situación hasta que Venezuela restablezca un trato «igualitario y justo» con las aerolíneas panameñas.

La medida de Venezuela dejó varados un gran número de pasajeros que ya tenían boletos comprados y habían planeado viajar a ambos países para reunirse con sus familias durante las fiestas decembrinas. 

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) lamentó la situación e instó a ambos países a restituir los vuelos comerciales.

«Venezuela tenía una conectividad aérea internacional muy limitada incluso antes de la pandemia del Covid-19. Los vuelos recientemente reiniciados desde y hacia Panamá se convirtieron en un salvavidas tanto para los pasajeros como para la carga. Cortar este vínculo antes de la temporada de viajes de vacaciones —y en un momento en que la demanda de productos farmacéuticos necesarios para luchar contra la pandemia está en su punto más álgido— tendrá consecuencias nefastas», indicó la IATA.