La IATA estima que la recuperación de los vuelos internacionales, a nivel global y de América Latina, será alrededor del año 2024

Según la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés),  se espera que en el año 2024 se vuelva a las cifras del 2019 y estiman que la de los vuelos domésticos podría volver a finales de 2022 o a principio de 2023.

 

Tras haber transcurrido un poco más de un año de la pandemia del Covid-19, el restablecimiento de la industria aérea, en el mundo, así como en América Latina y el Caribe, se ha visto afectado, en gran manera, por la economía, por las variantes del coronavirus, por la implementación de un mayor número de restricciones, por más cierres de fronteras, por las cuarentenas, entre otros, los cuales está limitando la conectividad internacional. 

El vicepresidente regional de la IATA para las Américas, en conferencia de prensa virtual, el pasado jueves, dijo que habían estimado una recuperación internacional, a nivel global y definitivamente incluyendo la región, alrededor del 2024.  «Es el año 2024, donde esperamos que vamos a volver a las cifras del 2019. Los vuelos domésticos estimamos que podían volver alrededor de finales de 2022, comienzo de 2023.  Algunos países van a estar más avanzados que otros”. 

«Ahora, una vez que reabramos, que la región vuelva a lo que era la cifras o como se operaba en el 2019 es simplemente inaceptable.  La industria, si vemos previo a la pandemia global, la industria en América Latina llevábamos cuatro años de pérdidas. El último año que tuvimos una ganancia como industria en América Latina fue en el 2017, de alrededor de $500 mil millones». 

«Desde ese momento hasta ahora, hemos tenido pérdidas todos los años. Es por esa razón que hacemos un llamado lo que va a ser nuestra estrategia que volver al 2019 no es aceptable. Si esta región, si la industria va a ser competitiva con otras regiones y que nos permita a que la industria pueda crecer, pueda dar más servicios a los pasajeros. 

Para ello, los gobiernos tienen que tomar un rol muy distinto. Tenemos que trabajar de otra manera, se tiene que invertir en infraestructuras, tenemos que implementar un régimen de regulaciones, de leyes que proteja a pasajeros, pero a la vez permita a la industria operar como una industria liberada, abierta y competitiva», agregó.

El ejecutivo de la IATA expresó que América Latina es una de las regiones más caras a nivel de costes e impuestos. Y que los gobiernos incluso, en estos momentos de crisis, están aprovechando la situación para imponer tasas a la industria, a los pasajeros y utilizando el “branding” del Covid para incrementar los gastos.  Y que eso tampoco se puede hacer en un momento donde se quiere traer confianza, traer más pasajeros para que empiecen a viajar, que hay que tener más competitividad.

Además, indicó que los viajeros que vuelven para ver a sus familias o hacer turismo va a ser un sector que va a volver más rápido que los viajeros de negocios, los cuales van a tomar más tiempo y tener esa recuperación, pero que esta cifra, que están dando de los años de recuperación, va a depender mucho en los cierres de fronteras, las restricciones, las cuarentenas que están implementados por los países.

«El futuro puede ser muy positivo tanto y cuando los gobiernos trabajen con la industria de una manera muy distinta a lo que llevamos ahora trabajando«, manifestó el mencionado vicepresidente regional.

Imagen destacada de Orna Wachman en Pixabay