Coiba, el destino soñado post cuarentena en Panamá

por Manuel Robles

El tour a este destino de ensueño en las aguas del pacífico panameño sale en lancha desde el pueblo pesquero de Santa Catalina e incluye nadar en aguas con delfines y la visita a una paradisiaca playa de aguas cristalinas. 

Los largos meses de cuarentena que hemos vivido han dado pie a las listas de cosas o deseos por cumplir y  hacer post cuarentena, en las que el turismo interno encabeza los primeros lugares, con sitios soñados para visitar como la isla de Coiba, ubicada en la provincia de Veraguas.

Y como el tiempo vuela, el momento para cumplir con la lista ha llegado, al levantarse las restricciones quedamos con el camino abierto para avanzar hacia la conexión con uno de los territorios con más biodiversidad y un ecosistema marina único en el mundo.

Foto: Edgar Urieta

 

A unas 5 horas de camino en auto desde la capital panameña se puede llegar sin problema a Santa Catalina, un pueblo pesquero que destaca por ser el paraíso del surf, desde aquí se puede tomar un tour en barco tipo lancha, para llegar a la isla cocodrilo, como se le dice a Coiba por la apariencia que dan sus montañas.

Existen varias empresas que realizan tours a Coiba desde Santa Catalina, una de ellas es Watching Dolphine que ofrece un recorrido de poco más de 8 horas por la espectacular isla por un costo de 55 dólares más 5 dólares de impuestos para entrar a la reserva natural.

Es un tour recomendado para mantener su burbuja del hogar y compartir en familia. Foto: Edgar Urieta

 

Este tour sale de Santa Catalina a las 8:00 a.m. para regresar pasadas las 4:00 p.m., y además del transporte, incluye observación de delfines en su hábitat, una experiencia maravillosa en la que puedes ver a estos hermosos mamíferos marinos escoltando la  lancha. Una experiencia inolvidable en la que sin duda el viajero sentirá como transmiten la alegría los delfines. 

Foto: Edgar Urieta

 

El paseo también incluye la experiencia más surrealista que hayas podido vivir, y es nadar con tiburones ballena de más de 5 metros de largo mientras se hace snorkel. ¡Wao! Vaya susto de la vida que se pueden llevar, pero luego con la experiencia del guía, el viajero terminará disfrutando de este asombroso momento, al ver pasar el tiburón ballena, que es inofensivo, por debajo de los pies de los bañistas, es  incluso abriendo la gran boca para comer semillas que están dispersas por el agua.

 

Foto: Edgar Urieta

 

La siguiente parada es en una playa paradisiaca donde el turista podrá tomar el sol, bañarte y degustar un menú casero preparado en el día y llevado hasta Coiba para que puedan seguir con las múltiples aventuras que permite este viaje de ensueños.

Existen otros tours como el de visita a las ruinas de la antigua cárcel de Coiba.

 

Foto: Edgar Urieta

 

Al visitar Coiba se recomienda cuidar el hábitat y ser conscientes para no dejar una huella contra el medioambiente. Por ser una reserva natural es fundamental preservar la limpieza del lugar, además de que en tiempos de pandemia es fundamental guardar las medidas de bioseguridad como usar mascarillas, no dejarlas botadas  y cuidar de los animales.

Coiba fue declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2005. La isla de Coiba cuenta con 503 kilómetros cuadrados  siendo la más extensa de la geografía panameña.

El cuidado del medioambiente también es parte de la responsabilidad al hacer turismo sostenible. 

Llegó el tiempo de viajar y conocer más a Panamá. 

Foto: Edgar Urieta

Related Articles