Nómadas digitales de otros países en el foco de Panamá y Costa Rica

por Lenny Durán Medina

Ambas naciones buscan atraer con visas de corta estancia a quienes trabajan de forma remota para empresas extranjeras, con el fin de impulsar el turismo y otros sectores

El gobierno de Panamá aprobó esta semana el programa Visa de Corta Estancia como Trabajador Remoto, con el que busca reactivar su economía a través de la atracción de turistas de «estadía extendida».

La iniciativa no es nueva. Otros países latinoamericanos y europeos también están aprobando este tipo de visado (algunos desde hace varios años) que permite a los  «nómadas digitales» contratados por compañías extranjeras trabajar en esos lugares por un periodo determinado, y a la vez hacer turismo, comprar, rentar viviendas y contratar servicios, lo que se traduce en beneficios para la economía de esas naciones. 

En Centroamérica, Costa Rica igualmente apuesta a esta iniciativa, impulsada por la pandemia del Covid-19; así como México y Medellín (Colombia) en Suramérica. En el Caribe están Bermudas, Antigua y Barbuda, Islas Caimán y  Barbados. En Europa, Alemania y Portugal se encuentran en la lista de las naciones que se han abierto a esta figura. 

¿Cómo funcionará en Panamá? 

El programa Visa de Corta Estancia como Trabajador Remoto será válido únicamente para aquellos turistas que tengan funciones laborales o presten servicios a través del teletrabajo para empresas ubicadas en el extranjero y reciban ingresos anuales de esas empresas por un monto no menor de $36,000.00. También pueden aplicar trabajadores independientes que brinden servicios en el exterior y cuya fuente de ingresos provenga del exterior.

A este programa no podrán aplicar personas que trabajen localmente en Panamá o que generen ingresos proporcionando servicios a empresas panameñas.

La visa tendrá una duración de hasta 18 meses, con un período inicial de nueve meses prorrogables por nueve meses más. La inversión es de $550,00. Los turistas deberán llenar algunos requisitos, entre ellos comprobar ingresos de una fuente extranjera de más de $3,000.00 dólares al mes o de $4,000.00 al mes por familia, tener seguro médico, llenar el formulario de aplicación, presentar una carta de la empresa extranjera para la cual labora o un contrato con la empresa a la cual le brinda servicios profesionales en el extranjero, una declaración jurada de no aceptación de una oferta laboral en el territorio panameño, entre otros.

El gobierno panameño anunció que habilitará una plataforma en línea para procesar de manera eficiente y expedita las aplicaciones para este programa.

Caso Costa Rica 

Aunque en ese país actualmente hay un instrumento legal que se impulsa desde la Asamblea Legislativa para su aprobación, ya hay algunos turistas que realizan teletrabajo. Varios quedaron varados durante el cierre de las fronteras por la pandemia del Covid-19 y luego decidieron permanecer allí alternando sus funciones con actividades turísticas, deportivas y recreativas.

Entre los beneficios que estarían contemplados en el proyecto de ley costarricense se encuentran permiso de permanencia por un año que se puede prorrogar por otro más, importación libre del equipo necesario para trabajar en remoto, la posibilidad de usar la licencia de conducir de su país de origen, permiso para abrir cuentas bancarias locales y la exención del impuesto sobre la renta.

Los solicitantes deberán tener una remuneración mensual mínima de $3 mil y $4,000 en el caso de grupos familiares.

Related Articles