Boeing suspende temporalmente la fabricación del 737 MAX

Desde enero el fabricante estadounidense no fabricará por un tiempo el modelo más moderno de su buque insigna el 737 MAX y se concentrará en los que tiene almacenados y devolverlo de forma segura a las operaciones de vuelo.

Una decisión difícil para el fabricante estadounidense de aviones Boeing. Luego de un año lleno de problemas e incertidumbre debido a los dos accidentes aéreos en los aviones 737 MAX, por fallas en el sistema de estabilización MCAS, y que llegó a paralizar las operaciones de estos aviones que están en tierra desde el 14 de marzo, ahora Boeing, toma una decisión difícil: suspender temporalmente la fabricación de estos modelos de aviones para concentrarse en
devolverlos seguro a operaciones a los que tiene ya en almacen y los que están en espera de la recertificación.

En un comunicado Boeing sostuvo que «nuestra prioridad principal es devolver el 737 MAX de forma segura al servicio. Sabemos que el proceso de aprobación del regreso al servicio del 737 MAX, y de determinar los requisitos de capacitación apropiados, debe ser extraordinariamente exhaustivo y sólido, para garantizar que nuestros reguladores, clientes y el público en general tengan confianza en las actualizaciones del 737 MAX. Como hemos dicho anteriormente, la FAA y las autoridades reguladoras globales determinan el cronograma para la certificación y el retorno al servicio. Seguimos totalmente comprometidos a apoyar este proceso. Es nuestro deber asegurarnos de que se cumplan todos los requisitos y se respondan todas las preguntas de nuestros reguladores».

Precisaron que a lo largo de la puesta a tierra del 737 MAX, Boeing continuó construyendo nuevos aviones y ahora hay aproximadamente 400 aviones almacenados. Anteriormente hemos declarado que evaluaríamos continuamente nuestros planes de producción si la conexión a tierra MAX continuara más de lo esperado. Como resultado de esta evaluación continua, hemos decidido priorizar la entrega de aviones almacenados y suspender temporalmente la producción en el programa 737 a partir del próximo mes [enero]».

Foto de @woodysaeroimages

Boeing explicó que esta decisión es menos perjudicial para mantener el sistema de producción a largo plazo y la salud de la cadena de suministro. «Esta decisión está impulsada por una serie de factores, incluida la extensión de la certificación hasta 2020, la incertidumbre sobre el momento y las condiciones de regreso al servicio y las aprobaciones de capacitación global, y la importancia de garantizar que podamos priorizar la entrega de aeronaves almacenadas.
Continuaremos evaluando nuestro progreso hacia los hitos del regreso al servicio y haremos determinaciones sobre la reanudación de la producción y las entregas en consecuencia».

Foto de @woodysaeroimages

Detalló la empresa que los empleados afectados continuarán con el trabajo relacionado con el 737, o serán asignados temporalmente a otros equipos en Puget Sound. «Como lo hemos hecho a lo largo de la conexión a tierra 737 MAX, mantendremos a nuestros clientes, empleados y cadena de suministro en la mente mientras continuamos evaluando las acciones apropiadas. Esto incluirá los esfuerzos para mantener las ganancias en el sistema de producción y la calidad y salud de la cadena de suministro logradas en los últimos meses».

Esta previsto que Boeing proporcione la información financiera sobre la suspensión de la producción del 737 MAX como parte del informe de los resultados del cuatro trimestre de 2019 a finales de enero de 2020.