El tráfico aéreo de pasajeros en América Latina y el Caribe disminuyó 46.5% en marzo

por informeaereo

Las restricciones de vuelos a viajeros provenientes de Brasil, Reino Unido y Suráfrica, donde se detectaron nuevas variantes de Covid-19, afectaron el desempeño, informó ALTA

Latinoamérica y el Caribe mantienen los niveles de tráfico aéreo de pasajeros por debajo de las cifras registradas antes del Covid-19. La Asociación Latinoamericana de Transporte Aéreo (ALTA) reportó que en marzo de este año las aerolíneas que operan en la  región transportaron 20.1 millones de viajeros, una caída de 46,5% respecto al mismo período de 2019. ALTA y la IATA toman como referencia ese año debido a las distorsiones generadas por la pandemia en 2020, cuando la mayor parte de las aeronaves permanecieron en tierra por las restricciones de movilidad.

El tráfico (RPK) se contrajo 66.5% y la capacidad (ASK) disminuyó  56.4%, llevando el factor de ocupación al 63.3 %, 23.1 puntos porcentuales menos que en 2020.

El flujo de pasajeros se vio afectado por los cierres de fronteras a los pasajeros provenientes de Brasil, Reino Unido y Suráfrica ante la aparición de nuevas variantes de Covid-19 en esas regiones, mientras que en Chile se limitó aún más el transporte internacional.

El tráfico aéreo en los Estados Unidos fue el que registró un comportamiento más positivo en toda la región. Como referencia, en 2019, los viajes a Norteamérica concentraban el 77% de los viajeros fuera de la región. En marzo de 2021 estos viajes alcanzaron un 87%, un aumento muy relacionado con el significativo número de turistas “de vacunas” que están yendo a USA para obtener su inyección. 

Un total de 8.2 millones de pasajeros viajaron desde y hacia América Latina y el Caribe en marzo, 40% menos que en los niveles 2019. El tráfico (RPK) disminuyó un 72% y la capacidad (ASK) se contrajo un 60%, lo que llevó el factor de ocupación al 58%.

«Tras un año de cierres de fronteras generalizados, continuamos viendo lo devastadoras que son las consecuencias de estas medidas para la economía. Por ello, reiteramos la importancia de mantener los cielos abiertos y los destinos disponibles con protocolos armonizados y eficientes. La vacunación es importante, pero no es una solución definitiva porque significa un reto vacunar a toda la población e incluso porque algunas personas prefieren no vacunarse. Coexistir con protocolos seguros es fundamental», resaltó José Ricardo Botelho, director ejecutivo y CEO de ALTA.

Agregó que la aviación es segura debido a que los destinos tienen protocolos y las pruebas son mecanismos efectivos para reducir contagios. «Esperamos ver prontamente menos restricciones y que podamos seguir conectando nuestra región y llevar nuevamente oportunidades a más lugares».

 

 

Related Articles